Ropa de bebé

El nacimiento de un bebé siempre es motivo de alegría. Nadie puede pensar en esa diminuta ropita sin sonreír. Son muchas las marcas, tallas y modelos de ropa de bebé que se fabrican actualmente, aunque no todas son igual de buenas en cuanto a su calidad o a su utilidad.

En esta web podrás encontrar todas las prendas necesarias para que tu bebé siempre tenga algo que ponerse, dependiendo de cada situación, momento, lugar y temperatura. Sin embargo, existen algunas prendas completamente imprescindibles a la hora de preparar la llegada del recién nacido a casa, que deberás tener en cuenta si no quieres encontrarte con mucha ropa, pero poco útil.

Qué ropa comprar para el bebé recién nacido

Antes de pensar en el número de prendas y tipos de ropa para bebé que tendrás que comprar, debes tener en cuenta algunos datos importantes sobre las prendas a escoger.

Por ejemplo, el tipo de tela es muy importante cuando vayas a seleccionar una camiseta, un pijama o un body. Las prendas que vayan a estar en contacto directo con la piel del bebé, deben ser de algodón cien por cien, sin fibras sintéticas que puedan producir alergias en la piel del pequeño. De igual forma, la época en la que nazca el bebé será determinante para escoger un tipo de tejido u otro, además del tipo de prendas.

La comodidad es otro punto a tener en cuenta, tanto para el bebé como para ti. Los botones, broches o corchetes que faciliten quitar y poner la prenda, serán todo un acierto, igual que si ofrecen una vía rápida de acceso a la zona del pañal, para cambiarlo siempre que sea necesario, sin tener que desnudarlo por completo.

Ropa para los primeros días

Los bebés crecen muy deprisa. Por eso, no tiene sentido llenar su armario con decenas de prendas de recién nacido, que seguramente no llegará a utilizar. Conviene conseguir lo justo y necesario, para poder cambiarlo con su crecimiento.

Entre las prendas a tener en cuenta, no pueden faltar los básicos bodies, divertidos y originales, entre 3 y 5, para contar con suficientes recambios. También tendrás que comprar un par de gorritos, pijamas, camisetas y pantalones, patucos y calcetines, baberos, y una o dos mantitas.

Con estos básicos, tendrás cubiertos los primeros días, y seguro que los regalos de ropa se te acumulan para cuando tu pequeño comience a crecer.

Ropa para prevenir el crecimiento

La previsión no puede faltar, y más teniendo en cuenta que en pocas semanas, toda esa ropa de recién nacido se quedará demasiado pequeña. Aquí, la elección de las marcas de ropa y modelos tendrá que ver más contigo que con las necesidades de tu bebé. Si, por ejemplo, quieres apostar por el cuidado natural, tienes una selección de ropa ecológica muy interesante. Por otro lado, existen todo tipo de diseños de ropa distinta, ropa original o ropa divertida que podrás elegir para que tu hijo se parezca a ti.

Toma nota de algunas de las prendas que podrás escoger, dependiendo si se trata de un niño o de una niña, y prepara un armario variado para mostrar a tu bebé perfecto en cada ocasión.

Camisetas, pantalones, conjuntos originales, vestidos para niña, pelele para bebé, gorros y capotas, arrullo de bebé, toquilla de bebé, muselina de bebé, capa de baño, albornoz, toallas, leotardos, patucos, etc. Tampoco faltarán peluches, abrigos, y otros accesorios.