Consejos para padres primerizos y cuidados básicos

Consejos para padres primerizos y cuidados básicos

Los papás y las mamás que ya han pasado por esta experiencia suelen tener más tablas, muchos comportamientos que al principio asustan se ven como normales y se tratan con tranquilidad, sin embargo los padres primerizos pueden verse en ocasiones superados por la situación, para que tengáis claras algunas bases acerca del cuidado básico de vuestro primer bebé hemos realizado esta lista con algunos consejos para vosotros.
• Los recién nacidos tienen un estómago muy pequeño, por eso no hace falta que ingieran una gran cantidad de leche materna. Al principio hay que amamantar al bebé a demanda, es decir, cuando lo pida. Muchos bebés regurgitan en las primeras tomas, esto no es síntoma de enfermedad ni intolerancia, simplemente el aparato digestivo debe acostumbrarse al nuevo alimento.
• Hay bebés que se duermen mientras maman, simplemente ya no desean más leche materna. No es recomendable darles otros preparados como tés o infusiones, la digestión de un recién nacido está preparada para el producto natural que genera la madre, e incluso en ocasiones debe acostumbrarse durante algún tiempo a este alimento.
• Mantén el contacto visual y acércate poco a poco a él para que no se sienta intimidado. Hay que cogerles con suavidad, es cierto, pero con firmeza, de esta manera se sienten protegidos y evitaremos accidentes.
• Es imprescindible que su piel quede bien seca tanto después del baño como al cambiarles el pañal, en caso contrario se producirán irritaciones. La piel de un bebé es extremadamente sensible, no conviene que tenga partes húmedas durante mucho tiempo.
• El baño de agua tibia es el mejor método de asearle. Frota su cuerpo suavemente con jabón neutro, esto es importante si no queremos dañar su piel. Antes se utilizaban polvos de talco, sin embargo se ha demostrado que muchos bebés pueden inhalarlos, por lo que su uso está desaconsejado.
• Los primeros meses la cabeza está descompensada respecto del resto del cuerpo, por eso es necesario que esté apoyada en todo momento cuando está descansando. Si lo sostenemos en los brazos debemos sujetársela con firmeza de manera que esté cómodo. Verás que el bebé se asusta cuando la cabeza se le cae hacia atrás o hacia los lados.
• A partir de los tres meses es recomendable que los niños sigan una rutina, comienza a acostarlo, levantarlo y darle las tomas más o menos a las mismas horas.
Estos son algunos consejos para padres primerizos a tener en cuenta, una vez que el bebé va creciendo los cuidados son diferentes, pero normalmente basta con un poco de sentido común y los consejos de médicos y expertos. Si tienes alguna duda puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.

Categories: Blog, salud

No comments yet.

Leave a Reply

Reset all