Bases de la alimentación para bebés

Bases de la alimentación para bebés

La alimentación para bebés es una parte fundamental en el desarrollo de cualquier recién nacido. Al principio necesitan tiempo para acostumbrarse al mundo fuera del vientre de su madre, así que olvídate de horarios, deberás adaptarte a sus necesidades.
Una vez alimentado el bebé puede volver a tener hambre en media hora, en dos horas o en cinco. Tres o cuatro meses después del nacimiento el recién nacido adaptará sus ciclos a un horario establecido, y por fin podrás planificar tu tiempo y algunas costumbres diarias que os afecten a los dos. A partir de entonces podrás identificar fácilmente las necesidades de tu bebé y satisfacerle.

 
Las primeras seis semanas el bebé necesita energía alimenticia. Tendrás que alimentarlo cada vez que lo pida, no te preocupes, te avisará.

 
El alimento principal bebe ser la leche materna. Más allá de modas, la leche que produce el cuerpo de la madre es el alimento mejor procesado para el sistema digestivo de un bebé. A más leche succione un bebé, más leche producirá la madre, así que no te preocupes por las reservas. En poco tiempo el bebé soltará el pezón cuando esté saciado.

 
La alimentación para bebés tiene un importante aliado en el biberón. Al igual que con la leche succionada directamente del pezón, lo normal es que el bebé lo suelte cuando no quiera más.
Ofrécele el pecho siempre que esté despierto, no esperes a que llore, ya que suele ser un signo de necesidad extrema de glucosa. Si tiene ganas se alimentará, si no lo necesita hará caso omiso.
No todos los lloros significan hambre. Un pañal sucio, necesidad de contacto o falta de sueño también pueden provocar llanto, así que si tu hijo comienza a llorar pero rechaza el alimento no lo fuerces, seguramente te esté avisando de otra cosa.

 
Durante la noche trata de amamantarlo rodeada de un ambiente sereno, así evitas que se desvele. En el momento en el que acabe trata de que duerma. Si estás cansada puedes amamantarlo en una posición acostada, resulta más cómodo y el bebé se acostumbrará.

 
Si las necesidades de un bebé en sus primeros meses son satisfechas de forma rápida el recién nacido generará confianza. Si ve que sus demandas son satisfechas tendrá la seguridad de que en un futuro también lo serán, por lo que en otras ocasiones será más paciente, sabrá que no le hace falta protestar para conseguir lo que necesita.

 
Si quieres cambiar los hábitos horarios de un bebé hazlo poco a poco. Intentar que el recién nacido cambie de planes en una semana puede resultar catastrófico, así que adelanta o retrasa las tomas de diez a quince minutos cada día y poco a poco conseguirás que tu bebé siga tus horarios.

 
Por último, si tienes algún consejo acerca de la alimentación del bebé en sus primeros meses, puedes hacérnoslo llegar a través de los comentarios del blog.

Categories: Blog, salud

No comments yet.

Leave a Reply

Reset all